Wannabe, muñecas de silicona

Wannabe, muñecas de silicona

   372 hits 

Wannabe es un proyecto de Elisa González Miralles, que reflexiona sobre la obsesión por la perfección física. La Fábrica edita el primer trabajo de la fotógrafa madrileña, que utiliza las love dolls japonesas como metáfora para reflexionar sobre los estereotipos y la construcción de la identidad.

Un análisis sobre cómo el poder de la sociedad, la cultura y la tradición influyen determinantemente en el comportamiento del individuo, limitando el desarrollo de su identidad individual.

Muñecas de silicona que se asemejan a mujeres perfectas y mujeres reales que buscan la perfección para parecer muñecas. Junto a ellas el inconsciente representado en forma de pez, como metáfora de un mundo turbio e inquietante.

Wannabe, Elisa González Miralles

Wannabe, primer trabajo de la fotógrafa Elisa González Miralles, es un impactante relato fotográfico que reflexiona sobre las relaciones interpersonales, los estereotipos, la construcción de identidades y la cosificación, tomando como punto de partida el fenómeno de las love dolls japonesas. Estos artículos de lujo, que sobrepasan los 6000 euros, son muñecas de silicona hechas a imagen y semejanza de una mujer real, con un peso de unos 40 kg y una talla 36. Se trata de juguetes sexuales hiperrealistas que se compran por encargo y sobre las que los clientes pueden elegir hasta el más mínimo detalle.

 Como señala González Miralles: “Con este proyecto quiero cuestionar cómo una sociedad y sus estándares determinan el comportamiento de un individuo y limitan el desarrollo de su identidad. Hablo sobre las chicas que quieren parecer muñecas, sobre la objetualización de estas mujeres al servicio de una sociedad y unas costumbres que generan comportamientos autómatas”.

Wannabe, Elisa González Miralles

La idea sobre la que gira Wannabe parte de un viaje que la fotógrafa realizó a Japón en el año 2002. En esa ocasión la autora descubrió la costumbre de “sustituir” a las mujeres reales por estas muñecas hiperrealistas. En 2013 vuelve a Japón con la idea de realizar un trabajo sobre aquellos objetos, pero se encuentra con la paradoja de que las propias mujeres adaptan sus formas e incluso alteran su aspecto físico para convertirse en réplicas de esos productos artificiales, anatómica y físicamente perfectos, pero carentes de alma.

Está aquí: Home Bazar Libros Wannabe, muñecas de silicona