10 destinos para seguir los pasos de James Bond

10 destinos para seguir los pasos de James Bond

   1433 hits 

El viernes 6 de noviembre se estrenó en los cines la nueva película de James Bond, Spectre. Para celebrarlo, lastminute.com propone una ruta alrededor del mundo, con diez destinos que han sido escenario de rodaje de algunas de las películas del Agente 007.

 

 

Londres. Foto: Santiago Almada / Creative Commons

1. Londres

Londres es la base de operaciones de James Bond, por lo que la ciudad está repleta de lugares que todo amante de la saga debe visitar.

La Oficina de Guerra (Old War Office) es una localización recurrente en las películas de 007 y ha servido como oficina de Bond en varias de ellas, por lo que su visita es casi obligada. Se trata de una construcción neobarroca situada en la calle Whitehall que en la actualidad pertenece al Ministerio de Defensa.

Para los más aventureros existe la posibilidad de realizar una recorrido en una lancha de alta velocidad por el río Támesis y volver a vivir la espectacular carrera que veíamos en “El mundo nunca es suficiente”. El mismo escenario y misma acción se pueden ver ya en el trailer de “Spectre”.

El Dukes Hotel también es una parada obligatoria para los amantes de James Bond, y en su bar deberán probar el legendario cóctel Vesper que toma el famoso espía en “Casino Royale”. El bar de este hotel era frecuentado por el autor de los libros, Ian Fleming, y según cuentan, fue allí donde encontró inspiración para crear la famosa frase “mezclado, no agitado”.

También vale la pena visitar el London Film Museum para disfrutar de la exposición “Bond in motion”, la colección oficial más amplia de coches originales utilizados en las películas de James Bond y que recientemente ha incorporado los que se podrán ver en la última película de la saga.

Películas de James Bond rodadas en Londres: Dr. No (1962), Al servicio secreto de su Majestad (1969), Octopussy (1983), Panorama para matar (1985), Licencia para matar (1989), Goldeneye (1995) y Quantum of Solace (2008).

Venecia. Foto: Modes Rodríguez / Creative Commons

2. Venecia

Venecia es conocida como una de las ciudades favoritas de Bond. El agente secreto navegó por sus canales por primera vez en “Desde Rusia con amor”. Más adelante, en “Moonraker”, participó en una persecución en una góndola motorizada que de repente se convertía en aerodeslizador. Aunque no sea a gran velocidad, los visitantes siempre podrán disfrutar de las vistas de la ciudad que ofrece el Gran Canal desde una góndola.

El recorrido 007 continúa con un paseo a pie hasta la Plaza de San Marcos, uno de los principales lugares turísticos en Venecia. Junto a la plaza se encuentra la famosa fábrica de vidrio del malvado Drax en “Moonraker”. En la parte norte de la plaza se puede ver el reloj tras el cual se pelean Bond y Chang, el secuaz de Drax.

La mayor parte de las escenas finales de “Casino Royale” también tienen lugar en Venecia. Las tomas exteriores de la escena en la que el palacio se derrumba en el agua fueron rodadas en el Gran Canal, frente al mercado de Rialto.

Películas de James Bond rodadas en Venecia: Desde Rusia con amor (1963), Moonraker (1979), Casino Royale (2006).

Estambul. Foto: Neil Howard / Creative Commons

3. Estambul

La primera vez que Bond viaja a Estambul es en “Desde Rusia con amor”, encarnado por Sean Connery. Al espía le gustó tanto la ciudad que volvió a visitarla en 1999 con “El mundo nunca es suficiente” y en 2012 con “Skyfall”.

El Gran Bazar es uno de los mercados cubiertos más antiguos del mundo, y ha servido de escenario para varias reuniones confidenciales del agente 007 en sus películas. Un lugar que los amantes de la saga Bond no pueden dejar de visitar en Estambul es la mezquita de Santa Sofía. Se trata de uno de los ejemplos de arquitectura bizantina más espectaculares que sigue en pie hoy en día, al igual que la Cisterna Basílica, construida en el siglo VI y la más grande de los cientos de cisternas antiguas que se encuentran bajo la ciudad. Ambos lugares sirvieron de localizaciones para las espectaculares persecuciones de “Desde Rusia con amor”.

Para finalizar la visita a Estambul, proponemos un viaje en ferry a través del Bósforo, el canal que conecta el Mar Negro con el Mar de Mármara. En él tiene lugar la escena en la que Bond intenta seducir a la agente rusa Tatiana Romanova.

Películas de James Bond rodadas en Estambul: Desde Rusia con amor (1963), Skyfall (2012), El mundo nunca es suficiente (1999).

Cerdeña. Foto: Santi MB Photos / Creative Commons

4. Cerdeña

La segunda isla más grande del Mediterráneo fue el lugar elegido para rodar algunas escenas de la película “La espía que me amó”.

Para los que busquen un alojamiento romántico y secreto a la vez, se recomienda reservar habitación en el hotel Cala Di Volpe, en Costa Esmeralda. Es el lugar donde el agente 007 y la bella Amasova protagonizan su romántica escena antes de partir hacia la guarida submarina de Stromberg. En la película la escena simula una habitación de hotel, pero en realidad se rodó en el Piano Bar.

Y para los más aventureros, se recomienda hacer un recorrido por la estrecha carretera de costa que arranca a un kilómetro y medio del hotel, y en la que se rodó la persecución de coches. La famosa escena en la que el coche sumergible Lotus Esprit de Bond cae al agua y se convierte en un submarino fue rodada en la playa de Romazzina, en la costa este de Cala Di Volpe.

Película de James Bond rodada en Cerdeña: La espía que me amó (1977)

Tailandia. Foto: Lee Phelps / Creative Commons

5. Tailandia

Tailandia, y especialmente la isla de Khao Phing Kan con su famoso islote Ko Tapu, es conocida como la "isla de James Bond" desde que se estrenó la película "El hombre de la pistola de oro" en 1974.

La isla forma parte de un archipiélago de piedra caliza cubierto de vegetación en la bahía de Phang Nga, al noreste de Phuket. Hasta el estreno de la película, la isla era un paraíso remoto sin descubrir, pero desde entonces se ha convertido en un lugar muy frecuentado por turistas. Existe incluso un autobús que traslada a los viajeros desde el norte de Phuket hasta un embarcadero desde el que se toma un ferry para llegar a la isla.

Aun así, en el momento del rodaje el lugar era tan desconocido que el director de la película no pudo elegir lugar mejor para el escondite de Scaramanga, el enemigo de Bond.

Los amantes de la saga que visiten Tailandia deberán incluir Bangkok en su ruta. Un paseo a través de los Klongs, los canales que recorren la ciudad, les transportará a la trepidante persecución en lancha que podemos ver en la película.

La escuela de kárate en la que Bond amanece después de ser capturado por Nick Nack (y en la que también se enfrenta a dos estudiantes de artes marciales) es en realidad el edificio Muang Boang (Ciudad Antigua), el museo al aire libre más grande del mundo. En su interior se pueden ver miniaturas a escala de los monumentos y edificios más conocidos de Bangkok.

También merece la pena visitar el Estadio Ratchdamnoen, escenario del partido de kickboxing donde Bond se encuentra por primera vez con Scaramanga.

Película de James Bond rodada en Tailandia: El hombre de la pistola de oro (1974)

Brasil. Foto: Lazlo Ilyes / Creative Commons

6. Brasil

En Río de Janeiro, Brasil, se filmaron algunas secuencias del carnaval de Río un año antes de comenzar el rodaje de la película “Moonraker”. Pero la escena que los fans de 007 seguramente recuerdan con más claridad es la frenética lucha entre Bond y Jaws, el malvado de dientes metálicos, en el teleférico que lleva a la montaña Pan de Azúcar.

Los que viajen en pareja podrán revivir el romántico momento en que el agente, ya más tranquilo, se desliza cable abajo con la astrofísica Holly Goodhead, la chica bond interpretada por Lois Chiles.

La persecución en lancha que supuestamente tiene como escenario el Amazonas se rodó en realidad en el rio Santa Lucía, en Palm Beach. Pero aun así, sí que termina en Brasil, concretamente en las espectaculares cataratas de Iguazú, situadas en el límite entre el estado brasileño de Paraná y la provincia argentina de Misiones.

Película de James Bond rodada en Brasil: Moonraker (1979)

Japón. Foto: Jpellgen / Creative Commons

7. Japón

Primer destino en Japón: Tokio. En “Sólo se vive dos veces”, la misión del agente 007 es rastrear el origen de una misteriosa nave espacial y para ello se traslada a la capital japonesa. Si el viajero quiere vivir una auténtica experiencia James Bond, deberá alojarse en el hotel New Otani, un complejo de lujo que en la película se transforma en las oficinas centrales de la compañía Osato Chemichals and Engineering.  

Uno de los escenarios que tampoco se pueden perder los fans de la saga son los muelles del puerto de Kobe, donde Bond esquiva a una horda de agentes de la organización Spectre.

El castillo de Himeji también merece una visita, y es que es el lugar donde James Bond revela su instinto japonés en la escuela de entrenamiento ninja. El castillo se sitúa en una colina y desde allí se puede disfrutar de una vista espectacular de la ciudad de Himeji, a 53 kilómetros de Kobe.

Otro lugar imprescindible en Japón para fans de la saga Bond es la ciudad de Elbino, donde tienen lugar las escenas del helicóptero, y el pueblo pesquero de Akime.

Película de James Bond rodada en Japón: Sólo se vive dos veces (1967)

Alpes suizos. Foto: Tim Caynes / Creative Commons

8. Alpes Suizos

Las glamurosas localizaciones de la película “007 al servicio de Su Majestad” se encuentran en Suiza. En la capital, Berna, encontramos la oficina del procurador Gumpold, concretamente en el hotel Shweizerhof. Pero la localización más famosa y que un verdadero fan de James Bond debe visitar es la cima de la montaña Schilthorn, en Mürren. Allí se aloja en la película el supervillano y archienemigo de Bond, Ernst Stavro Blofeld, jefe de la organización criminal SPECTRE.

Una vez en Mürren, merece la pena disfrutar de un desayuno buffet al más puro estilo James Bond en el restaurante Piz Gloria y a continuación visitar el Touristorama, donde los visitantes, si lo desean, pueden incluso contraer matrimonio.

A poco más de tres kilómetros de Mürren se encuentra el pueblo de Lauterbrunnen, donde se rodó la carrera de rally, y también Grindelwald, la localización de la pista de hielo.

Película de James Bond rodada en los Alpes Suizos: Al servicio secreto de su Majestad (1969)

Las Vegas. Foto: Michael Contreras / Creative Commons

9. Las Vegas

Sean Connery interpreta a Bond por última vez en “Diamantes para la eternidad”, película en la que se ve involucrado en una trama de tráfico de diamantes. Desde Ámsterdam, capital de la joyería en Europa, el agente secreto viaja hasta Los Ángeles y Las Vegas.

A partir de ese momento todos los exteriores de la película tienen como escenario Las Vegas y sus casinos: Bond conoce a la bella Tiffany Case en el Circus Circus, gana 50.000 dólares en el Hotel Casino Riviera y conoce a Willard Whyte en su casa, que en realidad es el hotel Hilton de Las Vegas.

Unos tres kilómetros al sur de la ciudad los viajeros encontrarán el cementerio Palm Henderson Mortuary, donde se incinera a Bond (en la película se llama “Slumber Inc Mortuary”). El Jardín de la Memoria, donde el espía coloca la urna y es golpeado en la cabeza por Messrs Kidd y Wint, se sitúa también en Las Vegas, y la escena fue rodada en el Cementerio de Palm Downtown.

Y para finalizar el recorrido, nada mejor que un tranquilo paseo por la calle Fremont, donde se rodó una persecución de coches tan complicada que obligó a los productores a acordonar la arteria principal de la ciudad durante tres noches.

Película de James Bond rodada en Las Vegas: Diamantes para la eternidad (1971)

Bilbao. Foto: Hugo Mañez Tamariz / Creative Commons

10. España

Los fans españoles de la saga están de enhorabuena: pueden seguir los pasos de James Bond sin salir de su propio país.

En la secuencia de inicio de “El mundo nunca es suficiente”, Bond roba una maleta de un sospechoso y salta por la ventana de un bloque de apartamentos en Bilbao. En la escena se puede ver el Museo Guggenheim al fondo.

Dando un salto hasta el sur, encontramos a Bond en “Muere otro día” intentando acceder al castillo de San Sebastián, en Cádiz. Allí descubre unos diamantes que le llevan hasta el malvado Gustav Graves. También en el sur de España, esta vez en el Peñón de Gibraltar, descubrimos a un agente 007 interpretado por primera vez por Timothy Dalton participando en un entrenamiento militar de la OTAN en “007: Alta tensión”.

Películas de James Bond rodadas en España: El mundo nunca es suficiente (1999), Muere otro día (2002), 007: Alta tensión (1987).

Está aquí: Home Reportajes Viajes 10 destinos para seguir los pasos de James Bond