Dublín, una ciudad con buena letra

Dublín, una ciudad con buena letra

   3862 hits 

Cuna de escritores dignos del Premio Nobel, declarada ‘Ciudad de la Literatura’ por la UNESCO y salpicada por emblemáticos pubs en los que importantes creadores buscaron inspiración. Como si de un pacto con las letras se tratase, la capital de Irlanda disfruta de un lugar privilegiado en el mundo literario

Algo tiene Dublín para que sus habitantes hayan sido elegidos los ciudadanos más simpáticos de toda Europa por los usuarios de Tripadvisor, para que esta capital haya sido declarada ‘Ciudad Literaria’ por la UNESCO o para que los seguidores de James Joyce sigan cada 16 de junio los pasos de los personajes de su libro ‘Ulises’ -especialmente los de su protagonista Leopold Bloom- vestidos al estilo de 1904, año en el que se desarrollan todas las acciones del libro. Inevitablemente, la capital de la Isla Esmeralda guarda infinitos secretos que enganchan al viajero y que han sido una fuente de inspiración para muchos, incluidos algunos de los mejores literatos de la historia.

Los vínculos de Dublín con el mundo de las letras se pueden encontrar en muchos rincones de esta ciudad, hasta en la barra de muchos de sus interesantes pubs, ya que la capital de Irlanda cuenta con una amplia ruta de pubs literarios, famosos no sólo porque en ellos se pueden escuchar animadas historias en boca de los dublineses, sino porque muchos de estos establecimientos fueron frecuentados por genios de la literatura irlandesa, como Samuel Beckett o Flann O’Brien, quienes buscaban allí inspiración para los argumentos sus obras. El alcance de estos pubs no queda aquí, sino que llega hasta las páginas de las novelas, en cuyas historias se pueden encontrar a personajes de ficción visitando los pubs de Dublín.

Uno de estos casos es el de Leopoldo Bloom, el célebre personaje de ‘Ulises’, obra en la que James Joyce describe un día por la ciudad de Dublín para este irlandés. En la novela, fiel reflejo de la capital de Irlanda, el héroe Leopoldo Bloom tiene palabras para describir el pub Davy Byrne, uno de los mejores de la ciudad, al que se refiere como un bar “tranquilo y agradable. Una madera bonita en el mostrador. Muy bien diseñado. Me gusta la curvatura que tiene”. El encanto de este pub ha encandilado al personaje creado por Joyce y a muchos otros que han pasado por allí después, incluidos afamados escritores. Este pub cobra una relevancia especial durante Bloomsday, el 16 de junio, fecha en la que se conmemora el día del año 1904 en el que se desarrollan las acciones de ‘Ulises’.

La ruta de los pubs literarios bien puede continuar en el Neary's, que se convirtió en el favorito del dramaturgo, poeta y escritor Brendan Behan, autor de la novela autobiográfica Borstal Boy. Este establecimiento se caracteriza por sus acogedoras salitas, los confortables sillones y su animado salón principal, donde nunca falta el buen humor y la agradable conversación de los amables dublineses. Neary’s le da un valor añadido a la ruta de los pubs literarios, ya que al estar situado muy próximo al Teatro Gaiety muchos actores han encontrado aquí uno de sus rincones favoritos para divertirse o relajarse en Dublín.

Se cree que otro literato de fama mundial, Jonathan Swift, creador de ‘Los Viajes de Gulliver’, encontró en Brazen Head uno de sus rincones favoritos de la ciudad de Dublín, y hasta se dice que el mismísimo Robin Hood acudió a este establecimiento. No sería de extrañar, ya que, levantado en 1198, está considerado el pub más antiguo del país y sirve la famosa cerveza irlandesa desde mucho antes de que las leyes permitiesen servir alcohol, en 1635. Otro pub ineludible en la ruta literaria de Dublín es el que toma por nombre el del poeta y autor Oliver St. John Gogarty, cerca del Trinity College.

Por su parte, el Toner’s es un lujo para los cinco sentidos. No sólo es un lugar ideal para disfrutar de una buena pinta o de una agradable charla, sino que el pub en sí es un espectáculo por sus adornos realizados en madera antigua, sus pequeños rincones y un sin fin de detalles que llamarían la atención del más prestigioso anticuario. Tanto es así que el propio poeta y dramaturgo William Butler Yeats, del que era conocida su poca afición a los pubs, visitaba Toner’s con frecuencia. Para el viajero que desee combinar una buena pinta en un pub emblemático y un paseo por la cultura, nada mejor que acercarse al National Gallery o al Museo de Historia Natural, a sólo dos minutos de Toner’s.

El Museo de los Escritores, un tesoro para el mundo de las letras

Motivos de peso le ha dado Dublín a la UNESCO para ser designada ‘Ciudad Literaria’. Además de haber sido cuna de cuatro premios Nobeles de las letras –W.B Yeats, Samuel Beckett, Seamous Heaney y Bernard Shaw- y de escritores como Oscar Wilde o James Joyce, el patrimonio de la capital de Irlanda cuenta con otro importante exponente, el Museo de los Escritores, un tesoro que alberga la importante tradición literaria irlandesa, visita obligada para los que quieran conocer a fondo las raíces y razón de ser de esta impresionante isla.

El Museo de los Escritores arroja a la luz y mantiene intacta en el tiempo la esencia de grandes genios irlandeses, como James Joyce, Oscar Wilde, Samuel Beckett, George Bernard Shaw y William Butler Yeats. No sólo se trata de cartas, libros, colecciones fascinantes, ediciones singulares, estilográficas, retratos, bustos, máquinas de escribir, pipas para fumar y otros objetos personales de celebridades de los últimos tres siglos. Esta mansión georgiana también alberga sorpresas impensables para el viajero, como la primera edición de ‘Drácula’, escrita por Bram Stoker; el teléfono de Samuel Beckett, que incluye un botón para cancelar llamadas no deseadas; una tarjeta con las huellas dactilares de Brendan Behan o el osito de peluche de María Lavín.

La historia de la literatura está reflejada aquí, de principio a fin, a través de paneles que describen las distintas fases a lo largo de los siglos y de las etapas literarias. La Biblioteca de Gorham, en la parte superior del museo, acoge una fascinante colección de libros con ediciones raras, primeras ediciones y originales de obras de Michael Farrell, Edward McGuire o Harry Kernoff.

Más información en: www.turismodeirlanda.com

Está aquí: Home Reportajes Viajes Dublín, una ciudad con buena letra