La Recoleta, más que un cementerio

La Recoleta, más que un cementerio

   478 hits 

El Cementerio de la Recoleta se encuentra ubicado en el exclusivo barrio de la Recoleta de Buenos Aires, que debe su nombre a que allí se hallaba el convento de los monjes Recoletos, al que también pertenecía la vecina Basílica Nuestra Señora del Pilar (en la antigua huerta de los monjes se construyó el cementerio).

Los frailes de la orden de los Recoletos Descalzos llegaron a la zona en la que se ubica actualmente el Cementerio de la Recoleta, entonces en las afueras de Buenos Aires, a principios del siglo XVIII. Construyeron en el lugar un convento y una iglesia, en 1732, que colocaron bajo la advocación de la Virgen del Pilar.

 

La Recoleta, más que un cementerio

Actualmente la Basílica de Nuestra Señora del Pilar es un Monumento Histórico Nacional. Los lugareños terminaron denominando a la iglesia de los recoletos en simplemente la Recoleta, nombre que se extendió a toda la zona.

Cuando la orden fue disuelta en 1822, el 17 de noviembre de ese año, la huerta del convento fue convertida en el primer cementerio público de la Ciudad de Buenos Aires.

La Recoleta, más que un cementerio

Es el más visitado de la ciudad, por sus numerosos e imponentes mausoleos y bóvedas, pertenecientes a muchos de los principales protagonistas de la historia argentina, como el de Eva Perón (Evita), una de las tumbas más concurridas.

El Cementerio de la Recoleta es una obra de arte en sí mismo

Asimismo, merece una visita por su valor arquitectónico, ya que es una muestra de los tiempos en que el país era una potencia económica emergente y las principales familias de la ciudad competían por construir panteones esplendorosos.

La Recoleta, más que un cementerio

El campo santo tiene 4780 bóvedas distribuidas en 54 843 metros cuadrados, 90 de las cuales fueron declaradas Monumento Histórico Nacional. El cementerio alberga varios mausoleos de mármol, decorados con estatuas, en una amplia variedad de estilos arquitectónicos. Se halla organizado en manzanas, con amplias avenidas arboladas que dan a callejones laterales donde se alinean los mausoleos y bóvedas.

La Recoleta, más que un cementerio

Existe una amplia rotonda central de donde parten las avenidas principales, con una escultura de Cristo realizada por el escultor Pedro Zonza Briano, en 1914. Cada mausoleo presenta el nombre de la familia labrado en la fachada; generalmente se agregan al frente placas de bronce para los miembros individuales.

Fue construido en 1822 como primer cementerio público de la ciudad y su trazado es obra del ingeniero francés Próspero Catelin. Luego, hacia fines del siglo XIX, cuando las familias más acomodadas comenzaron a mudarse hacia esta zona de la ciudad, pasó a convertirse en su necrópolis preferida.

La Recoleta, más que un cementerio

Entre las personalidades enterradas en el Cementerio de la Recoleta figuran líderes políticos, presidentes de la Nación, escritores, Premios Nobel, deportistas y empresarios. Como es el caso de la tumba de Eva Duarte de Perón (Evita); Luis Federico Leloir Premio Nobel de Quimica en 1970; Carlos Saavedra Lamas, Premio Nobel de la Paz en 1930; además de escritores como José Hernandez o Miguel Cané entre otros.

La Recoleta, más que un cementerio

El cementerio de la recoleta es una visita obligada en Buenos Aires, siendo uno de los lugares más interesantes de la ciudad.

Más información en https://www.muybuenosaires.com/cementerio-de-la-recoleta

http://www.cementeriorecoleta.com.ar/index.html 

https://turismo.buenosaires.gob.ar/es

La Recoleta, más que un cementerio

 

La Recoleta, más que un cementerio

 

La Recoleta, más que un cementerio

 

La Recoleta, más que un cementerio

 

La Recoleta, más que un cementerio

Está aquí: Home Reportajes Viajes La Recoleta, más que un cementerio