Entreparques: un paseo que hace historia

Entreparques: un paseo que hace historia

   586 hits 

El destino castellanomanchego cuenta con una infinidad de vestigios que permiten realizar un recorrido único por el pasado.

Descubrir un destino repleto de vida, en donde la naturaleza, las tradiciones y la historia se dan la mano. Así es Entreparques, una zona al norte de Ciudad Real que se ha unido para poner en valor sus grandes atractivos turísticos, y en donde su patrimonio histórico cobra un especial interés. Desde el Parque Arqueológico Alarcos hasta sus puentes y molinos pasando por sus castillos, por no mencionar los restos que demuestran que en el pasado el territorio estuvo cubierto por el mar, con huellas que datan de más de 400 millones de años. Entreparques cuenta con un sinfín de atractivos que conquistarán al viajero que decida adentrarse en su historia.

Entreparques: un paseo que hace historia

A menos de dos horas de Madrid se encuentra un destino único, donde la naturaleza cobra una fuerza inesperada, donde las tradiciones se sienten a cada paso, y donde la historia ha dejado su impronta: Entreparques. Este destino, al norte de Ciudad Real, cuenta con todo lo que cualquier viajero pueda desear. Los amantes de la naturaleza encontrarán aquí su lugar gracias a los numerosos Parques Naturales y espacios protegidos con los que cuenta. Los que prefieren sentir la autenticidad y el origen del destino, pueden hacerlo también, ya que las tradiciones se respiran a lo largo de todo el año, con celebraciones en cada estación, y donde las localidades se transforman por sus festejos. Fruto del paso de los años y de los antiguos asentamientos que en esta zona se realizaron, la historia puede ser rememorada por los viajeros que acudan a Entreparques.

Entreparques: un paseo que hace historia

Este destino castellanomanchego tiene patrimonios inesperados y únicos en España, como los que se encuentran en la Ruta del Boquerón. A través de este camino senderista, es posible conocer el pasado de la zona, cuando se encontraba cubierto por el mar. De hecho, a día de hoy es posible toparse con las huellas, en las rocas, de un gusano marino gigante de hace 475 millones de años o con las marcas, en la arena, que generaron las olas del mar.

Continuando camino por el pasado, en Entreparques se encuentra el Parque Arqueológico Alarcos, que presenta una singular dualidad por la presencia de la cultura cristiana y musulmana. Cuenta con la presencia de preciados restos íberos que datan de hasta el Siglo V a.C., la ciudad medieval de Alarcos, del Siglo XII, o la ermita gótica del XIV. Además, tiene un Centro de Interpretación donde poder disfrutar de piezas originales, reproducciones y maquetas que muestran la evolución que vivió el emplazamiento a lo largo de sus distintas etapas de ocupación.

Entreparques: un paseo que hace historia

También en Entreparques encontramos dos importantes fortificaciones. El primero es el Castillo de Miraflores, situado en la localidad de Piedrabuena. Aunque su origen no está muy del todo, los expertos lo atribuyen a los árabes, confirmándose su presencia en el año 1.212. De este castillo todavía siguen en pie numerosos arcos de entrada y bóveda apuntada, junto a la base de una torre. El segundo enclave es el Castillo de Caracuel, situado en el término municipal de Corral de Calatrava. Esta localidad tuvo su origen en la época romana, bajo el nombre de Carcuvium que, a partir de la Edad Media, desarrolló su entidad propia. El castillo se sitúa sobre el Monte Nogales, es de origen musulmán y construido en el Siglo IX, sufriendo reformas posteriores hasta el Siglo XIII.

Entreparques: un paseo que hace historia

De igual forma, a lo largo del destino hay otras muchas riquezas que todavía se pueden disfrutar, como el Puente de las Ovejas o el Puente de las Merinas, junto a los molinos hidráulicos de Rodeznos, Valbuena, Geldres o el Molino Nuevo, entre otros.

Más información en: www.entreparques.com  y www.adoshorasde.org  https://iamtitanes.com/

 

Está aquí: Home Noticias Noticias viajes Entreparques: un paseo que hace historia