Cotton Carrier, la fijación segura

Cotton Carrier, la fijación segura

   9448 hits 

De vez en cuando nos llegan productos para evaluar y probar que rompen con la monotonía de lo ya conocido. Esto es lo que nos ha ocurrido cuando nos ha llegado un paquete enviado por Robisa, importador especializado en productos fotográficos. Esta vez nos mandaban un nuevo sistema de sujeción para cámaras fotográficas, tipo arnés o chaleco, de la marca Cotton, es el Cotton Carrier.

Cuando desembalamos el arnés, inicialmente  llama la atención lo relativamente grande que es, casi parece un chaleco. Sin embargo, una vez sacado de sus bolsas, nos dimos cuenta que era  un sistema diferente de sujeción para cámaras fotográficas. Es un arnés en toda regla, se coloca como un chaleco y una vez bien ajustado permite llevar una cámara réflex con una óptica grande de forma cómodo.

Pero vamos a ir paso a paso. El kit esta formado por el arnés propiamente dicho, una bolsa con 4 arandelas y tuercas para fijar las cámaras (con su correspondiente llave allen para su fijación), un adaptador para zapatas rápidas del trípode, dos  correas de mano  para llevas sujeta la cámara en la empuñadura de la misma  y un segundo sistema de sujeción para llevar unas segunda maquina colgando de una de las cintas del arnés o del cinturón del pantalón.

El arnés es muy fácil de colocar, y aunque inicialmente parece algo aparatoso, una vez colocado es bastante discreto. Gracias a un clip de cierre o enganche en uno de las cintas laterales es muy fácil de poner, y gracias a unas correas de ajuste, este queda bien colocado en el cuerpo. El truco para que sea cómodo esta en ajustar bien esas correas, tanto en  el pecho como en los hombros. Así mismo el arnés dispone de unos sistemas de ajuste en la espalda para los fotógrafos mas grandullones.

En la parte del pecho el arnés dispone de un zócalo donde se coloca y fija la cámara. Una vez bien ajustado el arnés el transporte de los equipos pesados se vuelve muy cómodo, pues el peso del mismo se reparte entre los hombros, la espalda y la cintura.

Por su parte, para fijar la cámara disponemos de 2 tipos diferentes de arandelas, unas anguladas y otras no, las primeras son para colocar en las cámaras que disponen de objetivos grandes o cuerpos con respaldo o Grip para baterías, el ángulo de la arandela hace que la cámara se apoye mejor sobre el pecho.

La arandela se coloca en la tuerca de fijación del trípode, siguiendo la indicación de una flechita que hay que enfilarla con el objetivo. Esta arandela dispone de una muesca que es la que se fija al arnés y gracias a un simple pero eficaz sistema de sujeción el equipo queda asegurado.

Por supuesto, utilizando el arnés no es necesario utilizar las correas de la cámara, pues el arnés dispone de unas correas de seguridad para evitar se nos caiga el equipo.

Su utilización es realmente fácil y cómoda, una vez preparada la cámara, para fijarla solamente tenemos que pasar la arandela por el clip del arnés. Para evitar que se nos caiga o se salga accidentalmente, esta solamente se puede colocar en una única posición, ladeando la cámara, una vez que la misma esta en la ranura, la maquina queda fijada, para sacarla hay que repetir la operación pero a la inversa.

Para una mayor seguridad, el sistema dispone de dos correas, para engancharlas en los clips de fijación que suelen llevar las cámaras fotográficas. Si la actividad fotográfica es muy activa, como por ejemplo ciclismo, montañismo, etc, el Cotton Carrier dispone de una correa de sujeción para fijar el equipo  al arnés.

Gracias al segundo sistema de sujeción que dispone el Kit de Cotton Carrier, podemos llevar una segunda cámara, este sistema de sujeción se puede colocar en un lateral del arnés, o en las cintas de la mochila, o en el cinturón del pantalón, el sistema de fijación es muy fácil y cómodo gracias a unas cintas de velcro con las que viene equipada. El sistema de enganche de la cámara es el mismo que el que se utiliza para el arnés.

Para terminar podemos decir que este sistema es muy cómodo para su uso con equipos medianos y grandes, pues reparte muy bien los pesos de los equipos, es muy fácil su colocación, y nos permite poder disponer de nuestro equipo con un rápido gesto de la mano.

Más información: www.robisa.es y en www.cottoncarrier.eu

Está aquí: Home Reportajes Foto material Cotton Carrier, la fijación segura