Diario de viaje

Croacia, de osos a la casa de Tesla

Croacia, de osos a la casa de Tesla

   1420 hits 

Continuando en este recorrido por los Parques Nacionales de Croacia desde Velebit nos dirigiremos al Parque Nacional de Paklenica otros de los grandes santuarios de la naturaleza de Croacia, pero antes haremos algunas paradas interesantes que nos pillarán en el camino y que os recomiendo detengáis vuestros pasos puesto que merecen la pena ser visitados.

La primera propuesta es un lugar llamado Bear Sanctuary, en Otocac. Efectivamente es una zona en la que todavía se pueden ver osos con relativa facilidad pero este lugar no es un punto de atracción para el turista es un proyecto que comenzó siendo local y se convirtió en un proyecto internacional.

Croacia, de osos a la casa de Tesla

Concertamos la visita con Ivan Crnkovic el promotor de este proyecto que lleva desarrollándolo prácticamente toda su vida. Amante de su tierra, de la naturaleza y defensor de la conservación de las especies con las que ha convivido toda su vida y sobre todo de que los jóvenes tanto locales como de todo el mundo puedan disfrutar de esa misma riqueza natural y de esa convivencia en paz entre el hombre y su entorno.

Como decía el proyecto comenzó siendo algo local con unos cuantos educadores que intentaban que los jóvenes se encontraran con la naturaleza y preservar la riqueza natural de su entorno. El proyecto fue creciendo poco a poco pero entre en los años 90 con el comienzo de la guerra muchos de los jóvenes participaron en ella y con el tiempo y los desastres que se produjeron fueron convenciéndoles de que volvieran, participaran aquí y fueran dejando las armas. Una vez que finalizó la guerra habían quedado muchas heridas abiertas entre pueblos cercanos y entre los propios vecinos y el proyecto sirvió para integrar de nuevo a jóvenes de diferentes etnias, religiones y países para que trabajaran en un objetivo común, positivo, integrador y de convivencia con la naturaleza.

Croacia, de osos a la casa de Tesla

A partir del año 2002 comenzó el proyecto de cuidado de osos que han quedado huérfanos por diferentes causas, accidentes con los vehículos, cazadores etc. Y son llevados a estos terrenos y cuidados en amplios espacios para que puedan llevar una vida digna a pesar de que no pueden volver a reintegrarse a la vida salvaje. Es importante el trabajo de concienciación que han llevado a cabo también con los vecinos del amplio territorio en el que habitan estos animales puesto que se han convertido en un ejemplo de cómo pueden coexistir de forma pacífica estos animales y la civilización puesto que la convivencia es intensa y las fronteras no están definidas. Por la noches algunos ejemplares bajan a los pueblos y pueden verse por sus calles.

Pero no solo viven osos sino que también conviven con linces y lobos, todo ello gracias a la preservación del entorno natural .

Lo más importante del proyecto es que entorno a 300 jóvenes voluntarios pasan por aquí todos los años, conviviendo entre ellos y con la naturaleza, tanto locales como de todos los países europeos principalmente Bélgica, Alemania, Francia, Austria, hacía unos días que habían estado allí también unos españoles. La estancia no es fácil, es decir, que el trabajo es duro puesto que tienen que levantarse muy temprano y trabajar durante todo el día para cuidar, reformar y mejorar las instalaciones, cuidar y alimentar a los animales y a su vez mantenerse ellos mismos, sin embargo no dejan de tener voluntarios que incluso tienen que rechazar porque no dan abasto.

Croacia, de osos a la casa de Tesla

Dar acceso a los turistas no tiene como fin enseñarles a los animales sino mostrarles y concienciarles de que se puede realizar una integración entre la naturaleza y la civilización así como mostrar como los jóvenes voluntarios se involucran en este proyecto con entusiasmo.

Croacia, de osos a la casa de Tesla

De aquí siguiendo el recorrido podemos hacer una parada en el río Gracka un maravilloso entorno donde antiguamente se utilizaba la fuerza de las múltiples cascadas para mover las ruedas de los molinos y fabricar harina. Todavía se puede visitar alguno de ellos y podrás ver como funcionaban y comprar alguno de los productos que continúan fabricando de manera artesanal. El rincón es encantador con sus casas de madera, y los puentes que pasan de un lado a otro del río es una zona donde parece que el tiempo se ha detenido, tranquila y de una belleza especial en la que disfrutar de la naturaleza. Las peculiaridades especiales del agua del río, su temperatura, su riqueza en oxígeno y su componente alcalino hacen que las truchas crezcan 5 veces más rápido que en los ríos del país por lo que se ha convertido en un paraíso para los que practican el deporte de la pesca.

Croacia, de osos a la casa de Tesla

Nuestro primer destino a escasos 2,5 km de la localidad de Perusic es el Parque de Grabovaca, un macizo situado a 770m sobre el nivel del mar formado por unas pequeñas lomas cubiertas de vegetación que esconden en su interior kárstico todo un entramado de túneles, cuevas y galerías. Tres de las ocho cuevas tienen una especial protección como monumento geomorfológico nacional, estas cuevas son:
Samograd, Medina y la cueva Amidžina. De éstas únicamente Samograd está permitido el acceso de turistas.

Croacia, de osos a la casa de Tesla

El Parque de Grabovaca es todo un proyecto educo-ambiental que engloba no solo la visita sino toda una serie de actividades de educativas que muestran las características de flora y fauna de la zona además de la necesidad de preservación del entorno. Tiene una amplia oferta actividades como recorridos ambientales, visitas a la cueva, rutas de senderismo, bicicleta de montaña, talleres ecológicos en familia, campamentos, proyectos de voluntariado. La visita a la cueva de Samograd es un agradable viaje a las profundidades y nos permite dar un salto atrás en la historia de miles de años y hacernos a la idea de que todo el paisaje que vemos por fuera en realidad tiene una doble vida.

Croacia, de osos a la casa de Tesla

A escasos metros de profundidad hay toda una red de cuevas y túneles que esconden una gran belleza que hay que descubrir. El acceso a la cueva comienza bajando a por unas escaleras rodeadas de una gran cantidad de vegetación. Una vez dentro el recorrido tiene una duración aproximada de una hora e irás descubriendo sus galerías y formaciones kársticas que merecen ser recorridos con calma para disfrutar de las peculiares estructuras que el agua y el paso de miles de años han ido definiendo.

Croacia, de osos a la casa de Tesla

A escasa media hora de allí en el pequeño pueblo de Smiljan se puede visitar un museo “NiKola Tesla Memorial Center” que rinde homenaje a Tesla, todo un personaje que nació en la localidad, se trata del físico, ingeniero eléctrico, investigador, todo un genio de que no dejó de inventar a pesar de su escaso reconocimiento y su controvertida vida no por ello paró de buscar innovaciones que mejoraran la calidad de vida de sus contemporáneos de cualquier condición social.

Croacia, de osos a la casa de Tesla

Nació en Smiljan, hijo de un sacerdote ortodoxo y en el seno de una familia de 5 hijos pronto destacó por su capacidad de observación de la realidad y poner en prácticas sus ideas. Se trasladaron a Gospic tras la muerte de su hermano en un accidente ecuestre y allí terminó sus estudios de cuatro años en tres. Comenzó sus estudios de ingeniería sobre la corriente alterna en la Universidad de Graz, de ahí pasó a Budapest a trabajar en la compañía de telégrafos, pasó también por París donde comenzó a trabajar en la compañía de Thomás Edison allí desarrolló el motor de inducción. Dos años más tarde llegaba a Estados Unidos con una carta de recomendación para Edison de Charles Batchelor, un antiguo jefe en la que decía que había conocido a dos grandes hombres uno era Edison y el otro Tesla, y comenzó a trabajar con él resolviendo problemas de su compañía.

Rápidamente comenzó a destacar pero a pesar de su eficacia cuando reclamó mejoras en su remuneración que le habían prometido Edison éste replicó que “no conocía el humor estadounidense” y así decidió fundar su propia compañía para desarrollar el motor de corriente alterna a pesar de que en aquellos momentos la corriente continua era el método seguido por todos. En cambio Tesla apostaba por la corriente alterna y así pasó a la historia como “la guerra de las corrientes” y por supuesto gracias a él podemos hoy disfrutar de este gran invento cuando llegamos a casa y damos la luz o encendemos cualquiera de nuestros electrodomésticos. Son cientos los descubrimientos que llevó a cabo a lo largo de su intensa vida de investigación puesto que su gran memoria, constancia y capacidad para poner en duda lo ya establecido no tenía fin. Cuando estaba involucrado en un nuevo invento apenas dormía ni comía puesto que decía “No hay emoción más intensa para un inventor que ver una de sus creaciones funcionando, esa emoción hace que uno se olvide de comer, de dormir, de todo”.

Croacia, de osos a la casa de Tesla

Muchos de estos descubrimientos no le han sido reconocidos o al menos como se merecería como la transferencia inalámbrica de energía eléctrica mediante ondas electromagnéticas que posteriormente se utilizaron para la transmisión de señales de radio y que a pesar de que lo había patentado no se le reconoció hasta muchos años después de reclamar una vez ya había fallecido y todavía hoy en día se sigue estudiando a Marconi como el inventor de la radio.

Croacia, de osos a la casa de Tesla

Otros de sus inventos que han cambiado nuestras vidas o en ellos se han basado avances posteriores son por ejemplo la bombilla sin filamento, es decir el fluorescente, el generador de rayos X, la bobina de Tesla, el control remoto, la bujía de los motores de explosión, el rayo de la muerte, el aeroplano de despegue y aterrizaje vertical…. Y toda una innumerable lista de proyectos que no llegó a concluir y que posiblemente quedaron en manos de poderes poco interesados en que salieran adelante.

Croacia, de osos a la casa de Tesla

En este museo se recoge todo el legado que su sobrino pudo recopilar a su muerte de las distintas dependencias en las que había desarrollado su trabajo del hotel de EEUU se trasladaron a Belgrado la mayoría de su trabajo y ahora cuenta con un legado de más de 160.000 documentos originales, más de 2.000 libros y publicaciones periódicas, más de 1.200 objetos expuestos históricos y técnicos, más de 1.500 fotografías y placas fotográficas de vidrio de originales técnicas artículos, instrumentos y dispositivos y más 1.000 planos y dibujos. Todo ello se ha compendiado y trata de mostrarse en este museo.

Croacia, de osos a la casa de Tesla

Lo que es indudable es que este personaje merece conocerse con más detenimiento y esta visita no te dejará indiferente puesto que cada uno de sus inventos tienen allí una réplica y están en funcionamiento por lo que se pueden poner en marcha allí mismo lo que le hace un museo activo y sorprendente.

Después de esta fascinante visita y un día tan completo terminamos con una puesta de sol espectacular en Karlobag un pueblecito con mucho encanto que al otro lado de la cordillera montañosa y ya con vistas espectaculares del mar y de las islas que tienen enfrente. Merece la pena un paseo por sus calles, aproximándonos y visitando sus iglesias Barrocas de San Jorge y San Carlos Borromeo. Un destino ideal para pasar unos días tranquilos disfrutando de la pesca en su puertos y ensenadas de sus acantilados o para la práctica del senderismo de la cordillera que dejamos atrás. El hotel más grande y completo de la zona es el hotel Zagreb pero en todo esta zona se anuncian cantidad de pequeñas casas y habitaciones de alquiler para todos los bolsillos.

Continua....

 

Croacia, de osos a la casa de Tesla

Está aquí: Home Diario de viaje Viaje a Croacia y sus Parques Nacionales Croacia, de osos a la casa de Tesla