El invierno con Hurtigruten

El invierno con Hurtigruten

   1061 hits 

Safaris en motos de nieve en la noche polar, disfrutar de una noche en un hotel de hielo, visitar el punto más septentrional del continente en Cabo Norte, viajar en el tren de Flam a través de los bellos fiordos noruegos o descubrir los bellos pueblos pesqueros de las islas Lofoten serán algunas de las atractivas propuestas de Hurtigruten para esta temporada.

Naturaleza, cultura y aventura es la combinación perfecta que propone la compañía naviera para disfrutar del invierno a lo largo de la costa noruega en el “viaje por mar más bello del mundo”.

El invierno con Hurtigruten
Invierno es probablemente el mejor momento para explorar la naturaleza y gozar de un ambiente típicamente noruego tanto a bordo de los barcos de Hurtigruten como en tierra. Todo el paisaje se cubre de un manto único de nieve y en las noches despejadas se sucede el fenómeno natural de la Aurora Boreal, el castillo de fuegos más misterioso del firmamento, que ilumina las largas noches del ártico.

En el itinerario desde Bergen a Kirkenes, ida y vuelta, en lo que se conoce como el “viaje por mar más bello del mundo”, el huésped de Hurtigruten puede disfrutar de las variadas excursiones opcionales y experimentar así, diferentes sensaciones como dormir en una de las suites “glaciales” del hotel de hielo en Kirkenes o almorzar en una cabaña típica de Gabba; de la pura adrenalina con safaris en motos de nieve (también durante la noche polar) o de excursiones en trineos tirados por perros huskies.

La naturaleza es un punto clave del viaje, por ejemplo, recorriendo los fascinantes parajes de las islas Vesterålen y Lofoten. Aquí, el viajero tiene la oportunidad de entrar en contacto con el día a día de los pescadores noruegos conociendo el pequeño pueblo de Svinøya con sus coloridas casas, una planta de procesamiento de pescado y los bastidores para secar bacalao. En Bergen, la excursión opcional “Norway in a Nutshell” adentra al viajero en los paisajes más bellos de la región a través de fiordos majestuosos, a bordo del tren de Flam: una experiencia única que dejará sin palabras (o con pocas, haciendo honor al nombre de la actividad) al huésped en una una experiencia 100% noruega.

El invierno con Hurtigruten

Ilustrarse con la cultura y las tradiciones del país es posible con una cena vikinga en la casa – museo de Lofotr. La Historia está presente en la excursión a la frontera rusa y a las minas a cielo abierto que sirvieron de refugio durante la II Guerra Mundial a los habitantes de Kirkenes, la última parada del Expreso del Litoral.

Su excelente gastronomía está presente en todos los itinerarios. El pasajero puede aprender como cortar filetes de pescado gracias a las enseñanzas a bordo de los pescadores y, por supuesto, degustar a bordo los menús inspirados en la cocina noruega tradicional como el pan de pescado recién hecho o los cangrejos reales del Mar de Barents después de asistir a su captura.

El invierno con Hurtigruten

Hacer turismo sigue siendo imprescindible: con una visita a Ålesund, reconstruida en Art Nouveau después de un incendio que hubo en 1904, con su acuario -uno de los más grandes del norte de Europa- o la subida al monte Aksla para tener una visión general de la ciudad a vista de pájaro; pasando por Trondheim y su famosa Catedral de Nídaros, uno de los atractivos más conocidos de Noruega. El pasajero de Hurtigruten también tiene la oportunidad de descubrir la capital del Ártico, Tromsø, y conocer la historia polar de la ciudad visitando el Museo Polar o entrar en su imponente Catedral Ártica y disfrutar del Concierto de Medianoche. En Bergen, punto de inicio y final del “viaje por mar más bello del mundo”, el mercado de pescado o el barrio de Bryggen, considerado Patrimonio de la Humanidad, serán algunos de los atractivos del destino.

Más información en www.hurtigrutenspain.com

Está aquí: Home Noticias Noticias viajes El invierno con Hurtigruten